domingo, 6 de septiembre de 2009

Los modales en la mesa

Viendo como comen algunos compatriotas uno diría que las costumbres en la mesa no han evolucionado desde la edad de piedra, pero no es así. En realidad el maleducado compatriota que come con la boca abierta, regüelda o se tira pedos, ha evolucionado con respecto a los aristócratas de los siglos XV y XVI; comparados con ellos sus modales son exquisitos. Eso se desprende del libro de Norbert Elias: El proceso de la civilización (1939). Este erudito estudió las reglas de con¬ducta en la mesa de la nobleza europea del los siglos XV y XVI, y estas son, resumidas, las más importantes:
1. Es indecoroso sonarse la nariz con el mantel, ya que éste sirve para limpiarse las manos.
2. Cuando te hayas sonado la nariz no despliegues el pañuelo y lo examines como si de tu cerebro hubiesen salido perlas y rubíes.
3. Es de mala educación escupir por encima o sobre la mesa mientras se come.
4. Si ves a un amigo orinando en la calle, no le dirijas la palabra.
5. No está permitido contaminar las escaleras con materias fecales.
6. Si compartes la cama con alguien que no conoces, respeta las leyes de la decencia al desnudarte y al vestirte.
7.Vomita tranquilamente si tienes necesidad de hacerlo, pero no vuelvas a comerte lo regurgitado.
¿Sorprendido? Cualquier gañán mesetario español, o habitante de las ciudades más cosmopolitas, tanto monta, se conduce en la mesa con modales más refinados que esos aristócratas europeos. Para que luego les critiquemos. A los mesetarios, me refiero.

La oveja feroz
06.09.09

No hay comentarios:

Publicar un comentario