lunes, 19 de febrero de 2018

El patriotismo y el cine

¿Os habéis dado cuenta de la estupidez patriótica con la que Hollywood continuamente nos inunda: presidentes de la nación que luchan con terroristas en su avión o pilotan un caza contra los extraterrestres o se van a la selva colombiana a rescatar a un pobre soldado mercenario dejado allí por militares incompetentes? Es ridículo, estúpido, infantil, subnormal, pensar que un presidente venza a puñetazos a una tripulación de terroristas o que se juegue el pellejo por un soldado de mierda. ¿Acaso el cine francés, inglés o alemán, ha presentado alguna vez a presidente semejantes? ¿Os imagináis una película francesa donde Nicolás Sarkozy o Mariano Rajoy acabe con un comando terrorista a golpes, o que se lance en paracaídas sobre Argel para rescatar a un antiguo miembro de la OAS? Nos sonaría tan ridículo que cuesta imaginarlo. Pero los yanquis no, ellos por lo visto sí se imaginan a su presidente en tales situaciones. Unos presidentes que, bien analizados, son los más cobardes del mundo, pues incluso tienen una guardia personal que deben hacer de barrera humana en caso de atentado. No me gustan las imposiciones, pero creo que debería ponerse en Europa una cuota de pantalla que sólo filtrase un 1 % del cine norteamericano. La salud mental de nuestros espectadores mejoraría.

La oveja feroz
19.02.18

lunes, 12 de febrero de 2018

Frases para meditar sentado… en el váter.


► El pájaro madrugador puede obtener el gusano, pero es el segundo ratón el que obtiene el queso.

► Los políticos y los pañales tienen una cosa en común: deben ser cambiados regularmente, y por las mismas razones.

► El conocimiento es saber que un tomate es una fruta, la sabiduría es no ponerlo en una macedonia de frutas.

► Curioso que durante los primeros dos años de vida de un niño lo único que hagas es tratar de que aprendan a hablar y caminar, y durante los siguientes 16 años les estés pidiendo que se sienten y se callen.

► Si te diese la razón ambos estaríamos equivocados.

► Las madres nunca ven la ironía en llamar a un vástago hijo de puta.


La oveja feroz
12.02.18



lunes, 5 de febrero de 2018

Un vagabundillo con su hatillo okupa una casilla del parchís


Un vagabundillo con su hatillo a ocupado una casilla en el tablero del parchís, en concreto la casilla de salidilla de la ficha amarilla, impidiendo a este jugador iniciar el juego. Los otros jugadores, al pasar por la casilla ocupada por el vagabundillo con su hatillo, han de dar un saltillo para no pisar al pillo vagabundillo. En caso de comer fichilla, el vagabundillo se niega a dejar su casilla y avanzar veinte plazas. Algún jugadorcillo ha propuesto desahuciar al vagabundillo, pero al no tener hipotequilla con banquillos esto no es posible. Ahora temen que otros vagabundillos ocupen las restantes casillas.


La oveja feroz
05.02.18


lunes, 29 de enero de 2018

Seat esperará a crear el Seat Teruel a que la ciudad exista


Seat había decidido denominar a su nuevo vehículo como SEAT Teruel, pero la inexistencia de esta ciudad ha impedido que esto suceda. La dirección de la compañía ha determinado esperara que Teruel exista para proceder al bautizo de un nuevo modelo con su nombre. Las autoridades aragonesas le han prometido que están en ello y que en una década es posible que consigan población suficiente para crear la ciudad. Los turolenses que actualmente habitan la burbuja virtual que han denominado Teruel, tendrán preferencia a la hora de conseguir el grado de ciudadano.

La oveja feroz
29.01.18

lunes, 15 de enero de 2018

Una mierda de país

Casi todos los días tengo que oír que este país es un país de mierda. Así lo proclama con innegable convencimiento mi amigo el Conseller. A veces se le une en tan tétrica proclama el adalid de los yates con francesas. A veces, no lo oculto, yo me uno a tal diatriba. Depende del día. Pero para el Conseller no hay días, ni horas, ni excepciones. Este es un país de mierda. Y punto. Y total, ¿en qué basa su deducción? ¿En que los jueces condenan a un indigente a cinco años de cárcel por robar una barra de pan y exoneran a los altos directivos de los bancos por haber robado cientos de millones? ¿En los varios incompetentes que detentan responsabilidades de gobierno y en la estulticia y demagogia de la oposición? ¿En los miles de munícipes que se dejan sobornar por la mafia del ladrillo? ¿Por la impunidad de los banqueros en las crisis económicas mientras se pide, por boca de estos banqueros o sus sicarios, el abaratamiento de los despidos? ¿En la hipocresía insuperable de la Conferencia Episcopal y sus subnormales consignas a los fieles? Total, si miramos en nuestro entorno vemos cosas peores. Si de gobernantes se trata, tenemos un presidente payaso y fascista en Italia, mayores casos de corrupción en Italia, un país dominado enteramente por las mafias (Italia), un país subyugado por la televisión del poder y sin margen para la libertad informativa, como en Italia, un país donde el papado impone sus demagógicos y anacrónicos puntos de vista a la sociedad en su conjunto, como en Italia... Dios mío, nos gana Italia. ¡Ni siquiera somos los primeros en el ser un país de mierda! A ver si va a tener razón el Conseller. ¡Vaya país de mierda!
Esto lo escribí en el año 2009. Cualquier parecido con la actualidad no es mera coincidencia.

La oveja feroz

15.01.18


lunes, 8 de enero de 2018

Frases para meditar sentado… en el váter.

► No discutas con un idiota. Te llevará a su terreno allí te vencerá con su experiencia.

► La última cosa que deseo es hacerte daño. Pero esa cosa todavía está en la lista.

► Vivimos en una sociedad donde la pizza llega antes a tu casa que la policía.

► Nunca crecemos del todo, sólo aprendemos a actuar en público.

► El sexo no es la respuesta. El sexo es la pregunta. La respuesta es “sí”.

► Tener sexo es como jugar al mus. Si no tienes una buena pareja, mejor que tengas una buena mano.

► Me gustaría morir pacíficamente durante el sueño, como mi abuelo, no gritando como los que iban en el coche con él.



La oveja feroz
08.01.18


lunes, 1 de enero de 2018

La nueva cocina, la esencia y el disfrute pauloviano

Brillat-Savarin fue un gourmet francés que inició la moda de la fisiología del gusto. Vivió a finales del siglo XVIII. Para este francés sibarita y refinado, que descompone de la siguiente manera la sensación gustativa en el tiempo: 1) directa (cuando el sabor también impresiona la parte anterior de la lengua); 2) completa (cuando el sabor pasa a la parte posterior de la boca); 3) refleja (en el momento final del juicio), todo el lujo del gusto está en esta escala antedicha. Pues bien, este alquimista de la alta cocina opinaba que toda la ideología culinaria se basa en una amalgama a la vez médica, química y metafísica: la de una esencia simple, que él denomina jugo nutritivo (o gustativo, ya que, de hecho, para Savarin no hay alimento que no haya sido gustado). El estado acabado (perfecto) del alimento sería, pues, el zumo, la esencia líquida de un pedazo de comida. Su ideal alquímico, que comparte con el cocinero del príncipe de Soubise, era la de encerrar cincuenta jamones en un frasco de cristal no más grueso que el dedo pulgar. ¿Os imagináis, lectores de este blog, cincuenta guijuelos extractados en un jugo ínfimo en un frasquito como de penicilina? Aquí la imaginación se detiene y pregunta: ¿sería más adecuado bebérselo o metérselo en vena? Un chute de jabugo. Una ecuación culinaria para condensar todo el sabor ibérico. ¿No es un poco lo que hacía Ferrán Adriá en los laboratorios de su cocina y que tantos seguidores tiene? Se me ocurre, al hilo de esta tendencia, que al final en vez de comida los restaurantes de “alta gama” te darán la carta con las fórmulas químicas de su composición y tú pagarás sólo para leerlas e imaginártelas en el paladar. Como los que leen una partitura, que dicen oír la melodía, los comensales leerán juntos la composición y babearán paulovianamente de placer. ¡Qué genio el de los nuevos cocineros!

La oveja feroz


01.01.18