lunes, 20 de marzo de 2017

Beber la propia orina

En Japón un monje budista manifestó que se bebía su propia orina como medida de salud y poseía muchos seguidores. En la India hay hindúes que beben su propia orina para alcanzar cotas más altas de espiritualidad. Incluso el Primer Ministro de la India confesó ante las cámaras de televisión que había bebido su propia orina. Finalmente decidí intentarlo yo mismo y quiero compartir con vosotros lo que descubrí.
            El beber tu propia orina no te eleva a ningún nivel más alto de espiritualidad. Es la decisión de beber tu propia orina la que lo consigue. Una vez que has decidido beber tu propia orina, ya has recorrido la mitad del camino. Si eres capaz de trascender ese tabú en tu mente –un tabú que se aprende en la cuna, antes incluso de saber hablar‑, entonces se transforma en una mera cuestión de gustos. Mmmm, un poco salado para mi gusto. Ese es el secreto: el trascender un tabú te libera de un condicionamiento permanente y abre tu mente a nuevas posibilidades.

(Paul Krassner)


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada